Whisky nacional

Whisky nacional

-Por fin -dijo Heriberto contento y tomó otro largo sorbo del whisky recién salido del alambique-. Este nos quedó perfecto.

-A mí me saben todos igual -dijo Yeison, que podría haber estado tomando alcohol puro.

-Es exacto al original -dijo Heriberto-. Ahora toca comprarles botellas vacías a los recicladores, eso sí, de las mejores marcas, y llenarlas con nuestro whisky. Luego las vendemos a buen precio.

Yeison se rascó la cabeza.

-Pero… ¿si nuestro whisky es tan bueno, por qué no sacamos una marca nacional? Eso pasó con la cerveza. Ahora hay muchas cervecerías artesanales.

-Yeison, eso sería mucho trabajo: mercadeo, competencia, superar prejuicios, pedir permisos y licencias, pagar impuestos, traer maquinaria en buen estado, esperar a que se añeje, en fin. No señor, vamos a ser ricos rápido.

-¿Y si alguien saca un whisky colombiano exitoso?

-Pues llenamos sus botellas con el nuestro.

-¿Y si la policía nos encuentra?

-Jaja, la policía, ¿cómo nos va a encontrar la policía?

-Jaja, sí, ¿cómo? -rio Yeison, no muy seguro, y confió en que nadie repitiera lo que él había contado en la fiesta de la pensión, después de unos tragos. Es que el whisky le daba muy duro.

1 comentario en “Whisky nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s